El Preescolar Perry y la inversión en la Primera Infancia

 In Sin categoría

 

Heckman ya había ganado el Premio Nobel de economía cuando comenzó a estudiar la importancia de la inversión en los primeros años de vida. Para llevar a cabo estos estudios, Heckman analizó los datos del Proyecto Preescolar Perry; concluyendo, que invertir en la primera infancia, es una de las estrategias más efectivas para el crecimiento económico.

El Proyecto Preescolar Perry inició en 1962 cuando 123 alumnos, afroamericanos de escasos recursos de una misma escuela en Ypsilanti, Michigan, Estados Unidos, fueron divididos de forma aleatoria en dos grupos. El grupo 1, integrado por 58 niños, recibió educación preescolar de alta calidad; mientras que, el grupo 2 o el grupo control, con 65 niños, no.

El objetivo principal de la investigación era conocer el impacto de los servicios de educación infantil de calidad en el éxito escolar y de vida de los niños desfavorecidos.

El equipo de investigación del Proyecto recolectó datos anualmente en ambos grupos, desde los 3 años hasta que cumplieron 11 años de edad. Posteriormente, volvieron a recolectar datos cuando tuvieron 14, 15, 19, 27 y 40 años de edad. Con esta investigación, el Proyecto Preescolar Perry encontró diferencias significativas entre ambos grupos; principalmente, en los rubros de: Educación, Desempeño Económico y Prevención del Crimen.

 

Gráfica 1

Sin embargo, no siempre se consideró exitoso el programa. John Heckman comentó en una entrevista para la BBC New Brasil, que al comenzar el análisis de los datos del Proyecto, se había llegado a la conclusión de su fracaso debido a la falta de impacto significativo en el Coeficiente Intelectual entre el grupo de calidad y el grupo control. Por lo tanto, consideró analizar los datos desde otro punto de vista, concentrándose en las habilidades sociales y emocionales demostradas por los participantes en las etapas posteriores de su vida.

Con este nuevo enfoque, Heckman constató que los integrantes del grupo de calidad tenían más posibilidades de estar empleados y menos probabilidades de haber cometido algún crimen (ver Gráfica 1). Gracias a este nuevo análisis, se llegó a la conclusión de que el Programa Preescolar Perry tuvo un retorno sobre la inversión del 7 al 10% anual.

El éxito del Programa, de acuerdo con John Heckman, no estuvo directamente relacionado con el currículum, sino con la atención, la orientación y los estímulos personalizados que recibieron en el preescolar. Es decir, los agentes educativos se convirtieron en integrantes de su familia extendida; resaltando así la importancia de las interacciones en los primeros años de vida.

 

Referencias:

Franco, Luiza (31 de mayo 2019). «Invertir en la educación infantil es la mejor estrategia contra el crimen»: James Heckman, nobel de Economía”, publicado en BBC News Brasil. Recuperado en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-48416338

Schweinhart, Lawrence; Montie, Jeanne; Xiang, Zongping; Barnett, Steven; Belfield, Clive & Nores, Milagros (2011). “The High/Scope Perry Preschool Study Through Age 40: Summary, Conclusions, and Frequently Asked Questions. Recuperado en: http://nieer.org/wp-content/uploads/2014/09/specialsummary_rev2011_02_2.pdf

Recent Posts

Dejar un comentario