El papel de las escuelas en la educación para la paz

Podríamos llegar a pensar que la educación para la paz sólo es necesaria en zonas de guerra o de conflicto. Sin embargo, como Silvia Diazgranados, investigadora de la Universidad de Harvard y creadora de Juegos de Paz en Colombia, explica, ésta es necesaria en todo contexto. La educación para la paz, no sólo promueve la equidad, el entendimiento y el respeto, sino que también busca la colaboración, el rechazo a la violencia y la fortaleza en las comunidades, comportamientos y aprendizajes que son esenciales para todos, nos encontremos donde nos encontremos.

Pero, ¿qué papel tienen las escuelas en la promoción de la paz? Diazgranados opina que uno muy grande. Las escuelas son clave para construir comunidades que promuevan la paz y la ciudadanía, formando personas empáticas, inclusivas y críticas con las habilidades para llevar una vida pacífica (citada en Shafer, 2015).

Las mejores prácticas, que deberían ser esfuerzos de la escuela entera, incluyen (Diazgranados, citada en Shafer, 2015):

  1. Modelar la empatía y la bondad: Demostrar el amor y el cuidado por los demás, conocer a cada estudiante, con sus fortalezas y áreas de oportunidad.
  2. Reparar en lugar de castigar: En lugar de poner un castigo, facilitar conversaciones en donde los niños y jóvenes entiendan el impacto de sus acciones y se responsabilicen de ellas.
  3. Crear un espacio democrático: Dar voz a los estudiantes en temas como la revisión de las normas de clase, por poner un ejemplo.
  4. Fomentar el aprendizaje práctico: En donde los alumnos aprendan haciendo.
  5. Dar voz a quienes son excluidos: Promover la participación en clase de quienes frecuentemente son excluidos, e incorporar en las lecciones narrativas de quienes han sido históricamente discriminados.
  6. Fomentar un aprendizaje colaborativo: Enfatizar la colaboración y el trabajo en equipo en lugar de la competencia.
  7. Discutir temas controversiales: Que los estudiantes comprendan que está bien no estar de acuerdo con una autoridad o con sus compañeros, mientras que los hagan de una manera respetuosa y segura.
  8. Integrar el aprendizaje de servicio: Promover la resolución de conflictos dentro de la clase e integrar proyectos que se extiendan a toda la comunidad.

Las escuelas, no sólo deben prevenir la violencia, sino que tienen un papel fundamental en la promoción de la paz en sus comunidades y en el mundo, objetivo que lograrán tan sólo si integran la educación como un bloque fundamental de su cultura escolar.

 Fuentes de consulta:

Shafer, L. (2015). “Making Peace: How schools can help foster a more peaceful world”. Estados Unidos: Harvard Graduate School of Education. URL: https://www.gse.harvard.edu/news/uk/15/12/making-peace